Bioeconomia circular - noah-buscher-unsplash

La bioeconomía circular – 10 puntos para transformar la economía en la era post covid-19

La bioeconomía circular pretende conseguir un modelo productivo más sostenible, minimizando la generación de residuos e integrando por medio del reciclaje la mayor parte de los que inevitablemente se generen.

La bioeconomia circular quiere acabar con el insostenible modelo lineal “fabricar, usar y tirar”. Tal y como señalan en este artículo publicado en Solutions Journal, hay que invertir en la naturaleza para transformar la economía. Para ello traza un plan de 10 puntos para crear una bioeconomía circular y así lograr un bienestar sostenible.

  1. Marcar como objetivo el bienestar sostenible
  2. Invertir en naturaleza y biodiversidad
  3. Asegurar una distribución equitativa de la prosperidad
  4. Repensar de manera integral la manera de gestionar nuestra tierra, alimentos y salud
  5. Transformar los sectores industriales
  6. Reimaginar las ciudades a través del punto de vista ecológico
  7. Crear un marco regulatorio propicio
  8. Aportar innovación con propósito a la agenda política y de inversiones
  9. Garantizar el acceso a la financiación y mejorar la capacidad de asumir riesgos
  10. Intensificar y ampliar la investigación y la educación
Flujos en la bioeconomía circular del bienestar. Fuente Instituto Forestal Europeo
Flujos en la bioeconomía circular del bienestar. Fuente Instituto Forestal Europeo

La recuperación tras la crisis de COVID-19 es una enorme oportunidad para transformar el actual modelo hacia una economía circular que se centre en la naturaleza y el bienestar sostenible. Debemos invertir en la naturaleza como el verdadero motor de nuestra economía.

Un ejemplo de la aplicación de la economía circular lo encontramos esta planta de reciclaje de Lumier, en Navarra. La asociación Josenea produce un compost elaborado a partir de resíduos orgánicos para luego emplearlo en la agricultura ecológica de sus propias plantas de infusiones y tés. Rtve les hizo un interesante reportaje:

 

 

 

Pellets ardiendo

6 consejos para alargar la vida de una caldera de pellets

El primer consejo para alargar la vida de una caldera de pellets es invertir en una buena caldera. Cuanto mejor sea la caldera, en general, mejor combustión y rendimiento.

Hay muchas caldera de pellets en el mercado con un precio muy reducido pero que a la larga suponen muchos quebraderos de cabeza. Y algunos vendedores o instaladores de calderas cuando hay problemas se escudan en que la culpa es de los pellets. ¿Alguien ha culpado alguna vez al gasoil o al gas de los problemas en calderas que usen este combustible?

Está claro que no todos los pellets son iguales, pero para eso existe una normativa que regula los distintos tipos de pellets, hablamos de ello en otro post, y unos certificados que los avalan. Además, como te contamos más adelante, es muy importante calibrar la caldera en función del pellet que se utilice.

Aquí están nuestros consejos para que puedas disfrutar sin problemas de tu caldera de pellets

1. Realizar un mantenimiento periódico

El usuario debe encargarse de revisar periódicamente el correcto funcionamiento de su caldera. La frecuencia de la limpieza dependerá de las horas de uso y del combustible usado. Pero en general se recomienda que al menos se realice cada 3 días con la estufa fría y desenchufada. Deberá vaciar de cenizas el cajón y limpiar el quemador. Debe asegurarse también de que la caldera se encuentra en un lugar ventilado y sin objetos que la tapen.

2. Realizar el mantenimiento anual obligatorio

Debe realizarse anualmente la inspección oficial obligatoria por parte de un profesional. Tal y como estipula el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios: Capítulo VI. Condiciones para el uso y mantenimiento de la instalación y  Capítulo VII Inspección. Este mantenimiento anual debe hacerse cuando la caldera no esté funcionando regularmente. Es decir, en los meses de verano o justo antes del invierno para preparla para el frío. El técnico deberá revisar todos los elementos y limpiar la caldera en profundidad, especialmente el conducto de humos y el quemador.

3. Comprar pellets de calidad

Es fundamental comprar pellets de calidad. En este post indicamos las claves para elegir un pellet de calidad y los distintos tipos de calidades que existen. Además hablamos en otro post de las dos certificaciones de pellets más extendidas DINplus y ENplus.

4. Calibrar la caldera cuando cambies de marca de pellets

Es muy importante calibrar la caldera si cambias la marca de pellets que utilizas. Si el pellets tiene una densidad diferente, puede influir en la cantidad transportada por el alimentador. También debe ajustar la cantidad de aire y presión. Estos parámetros mal configurados, pueden infuir negativamente en el rendimiento de la caldera. Puede quemar más pellets de los necesarios y generar ceniza más rápidamente o por el contrario quemar menos y que no genere el suficiente calor.

5. Controlar los indicadores

Las calderas con el tiempo pierden presión. Esto puede afectar a su funcionamiento. Por lo tanto debe controlar que el indicador de la presión muestre los valores adecuados al modelo de caldera. Estos valores aparecerán en el manual de la caldera. Otro elemento a controlar es la llama. Debe de ser de color azul claro intenso. Si la llama es amarilla o rojiza podría existir un problema y debe de ponerse en contacto con un técnico. También si aprecia fugas, grietas, ruidos extraños o marcas de hollín negro.

6. Encender la caldera unos minutos en los meses de verano

Si no se usa regularmente una caldera, como cualquier otro aparato, puede presentar problemas al volver a encenderlo. Por este motivo se recomienda encenderla unos 15 minutos algún día en los meses de verano, o cuando tenga que estar apagada un largo periodo de tiempo.

 

logo dinplus y enplus

DINplus pellets frente a ENplus pellets – dos certificaciones para pellets

Las certificaciones de pellets más extendidas son DINplus y ENplus.

La certificación de calidad de los pellets de madera es cada día más necesaria. En el actual mercado internacional de biomasa, dos son los certificados de calidad más populares.

Los estándares aceptados por los productores y consumidores son la Certificación DINplus pellet y Certificación ENplus pellet. Es decir, pellets certificados por la norma DIN y EN. La introducción del estándar de calidad de biomasa para pellets residenciales e industriales no solo llevará una cuenta clara del consumo, también controlará la calidad del producto.

Destacar que ambos certificados garantizan un pellet de calidad, siendo ENplus el estándar europeo y  DINplus el más exigente. Ambas certificaciones verifican que se cumple la normativa UNE.

ENplus verifica que se cumplen los parámetros de la norma y DINplus exige más calidad que los requisitos mínimos de la norma. Por ello podemos deducir que un pellet con certificado DINplus por lo general será de más calidad que un pellet certificado ENplus.

Certifificación DINplus

DINplus logoLa certificación DIN se refiere a la Norma de la industria alemana. El esquema de certificación DINPlus para plantas de pellets de madera de alta calidad fue desarrollado por primera vez por DIN CERTCO en productores de Francia, Bélgica y Suiza. El certificado DINplus es sin duda un instrumento para la venta en sus propios países de origen. Proporciona acceso a calefacción de pellets residencial de Europa Central. También a mercados orientados a la exportación como Polonia, República Checa, Rumania y Argentina.

Parámetros de los pellets DINplus

Parámetros de los pellets DINplus - fuente Biomass Pellet Machine
Fuente: Biomass Pellet Machine

Certificación ENplus

Logo ENplusLa EN se refiere a la Norma Europea. El sistema de certificación ENplus ha sido introducido en Alemania en 2010. Desde entonces se ha extendido rápidamente a países de alrededor como Austria, Bélgica, Canadá, República Checa, Dinamarca, Francia, Italia, Lituania, Polonia, Rumanía, Eslovenia, España, Reino Unido e incluso Estados Unidos. En 2012, se fabricaron alrededor de 3,2 millones de toneladas de pellets ENplus. Ahora el 90% de los producidos en Austria y Alemania son EN plus.

Parámetros de los pellets ENplus

Parámetros de los pellets ENplus - fuente Biomass Pellet Machine
Fuente: Biomass Pellet Machine

Fuente: artículo Biomass Pellet Machine

 

brigitte-tohm-unsplash

5 consejos para comprar leña

Comprar leña es fácil si sigues esto 5 consejos

Es habitual que esperemos hasta la llegada del frío para comprar leña. Porque, tal y como dice el refrán “solo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena”. Pero no es una buena idea y te vamos a explicar por qué. Sigue estos consejos si quieres ahorrar dinero y tener la leña lista para el invierno. Además es un combustible sostenible y respetuoso con el Medio Ambiente.

1. Compra en verano

La mejor época para comprar leña es la primavera-verano. Durante el verano puedes conseguir la leña a un mejor precio que en invierno. Además con el calor y una buena ventilación consegirás que la madera se vaya secando para que llegado el invierno se encuentre en óptimas condiciones de uso. De ahí la importancia de un buen almacenamiento, de lo que hablaremos más delante.

2. Elige madera dura

La madera dura tiene una mayor densidad, aguanta más tiempo y tiene un mayor poder calorífico. Las más recomendables son leña de roble, encina y olivo. La leña de maderas blandas como el pino, se pueden usar para encender el fuego, siempre que esté bien seca. Pero este tipo de madera se consumirá más rápidamente y el poder calorífico es mucho menor que el de la leña de maderas duras.

Maderas García Varona - Leña roble taco troceado

3. Leña seca

Si has sido previsor y has comprado la leña en verano, en invierno estará en perfecto estado para usar. La leña seca ofrece casi el doble de poder calorífico que la leña verde. Además la leña verde es más dificil de encender y genera más humo.

3.1 Como almacenar la leña

Un almacenamiento adecuado de la leña es muy importante para conseguir que se seque bien. Debe estar elevada del suelo, no en contacto directo. Unos tacos y un tablón encima nos puede valer para salvar unos centrímetros el suelo, si no disponemos de un leñero. También es importante proteger la leña de la lluvia y de la nieve. Bien colocando un tejado, o tapando la leña. Aunque el sol y el calor son importantes para secar la leña, más importante es que tenga una buena ventilación y circulación del aire. Dejar huecos aprovechando las irregularidades de la leña en lugar de compactarla es una buena opción.

leñero de madera - almacén de leña

4. Compra local

Seguro que en la zona en la que vives encuentras algún proveedor local. Ahorras en el transporte además de contribuir a generar menos contaminación. En el norte es habitual encontrar leña de roble, mientras que en el centro es más probable encontrar leña de encina. En el sur, la leña de olivo. Puedes encontrar leña de roble en Cantabria y Burgos siguiendo este enlace. Además hasta el 15 de septiembre está en oferta.

5. Disponibilidad

Si esperas hasta el último momento es posible que tengas problemas para encontrar leña. O la que encuentres sea de peor calidad o recien cortada. Así que si quieres disfrutar de tu chimenea el próximo invierno, sigue nuestro consejo y compra la leña en estas fechas. Almacena tal y como te hemos indicado y conseguirás la mejor leña para tu hogar.

Pavan Trikutam - Unsplash
Pavan Trikutam – Unsplash