hoja de roble - grabado - quercus .

El roble tiene unas destacables propiedades medicinales

El roble posee propiedades medicinales gracias a su alto contenido en taninos y flavoniodes.

No solo la corteza y madera de roble posee estas propiedades medicinales, también las agallas y hojas. El fruto es la bellota; contiene un 50% de fécula, y azúcares, grasa y taninos.

Roble quercus - dibujo

Los taninos y flavoniodes tienen propiedades astringentes, antisépticas, antiinflamatorias y hemostáticas. Por ello es conocido su uso para tratar la faringitis, estomatitis, amigdalitis y vaginitis. Por sus propiedades hemostáticas se ha utilizado para tratar distintos tipos de hemorragias (nasales, gástricas, pulmones… ) y dolores menstruales. A diferencia de otras plantas, los taninos presentes en el roble son más potentes y se encuentran en mayor grado de concentración.

Hoja de roble - grabado - quercus

Por este alto contenido en ácido tánico que tiene el roble también se emplea como antidiarreico. Es recomendable su administración por vía oral después de las comidas. Pero cuidado; tomado en exceso puede provocar gastritis y vómitos.

La recolección de la corteza se hace en primavera y en troncos de árboles jóvenes, de no más de 20 años.

En este enlace aparecen distintos remedios populares a partir de corteza de roble y otras plantas.

Componentes medicinales del roble

Taninos (Corteza 20%, hojas 10%): Ácido gálico, caterol, pirogalol. La máxima concentración en taninos se presenta en ejemplares de más de 10 años. Las agallas de los robles también tienen tanino (ácido tánico y galotánico, 20%) y se pueden utilizar en fitoterapia.

Flavonoides: quercetina, catequinas, galocatequinas, leucocianidina, leucodelfinidina (corteza)

Fibra soluble: Pectina (corteza)

 

Carcoma - serrín agujeros

La carcoma en la madera ¿qué hacer?: 3 claves, solución y tratamientos

Tengo carcoma en el mueble y no sé que hacer. Tranquilidad, no está todo perdido.

Por si no lo sabes, la carcoma o polilla es el nombre común que reciben las larvas de varias especies de insectos que perforan madera. Estos insectos son denominados Xilófagos porque se alimentan de madera cuando están en su fase larva. Raramente se dejan ver, pero si son evidentes los pequeños agujeros que dejan en la madera y el serrín. En ocasiones también se escucha el sonido de las larvas al comer la madera.

3 claves si encuentras carcoma en alguna pieza de madera:

1. El agujero que ves en la madera es el orificio de salida de la polilla

Los típicos agujeros que vemos en la madera los produce el insecto una vez se ha transformado y sale al exterior. La infección es anterior y hasta que la larva no se transforma, no lo veremos. Cada agujerito lo produce cada uno de los insectos que ha salido de la madera. El peligro está en que el insecto se aparea y vuelve a colocar los huevos en la madera. Estos se transforman en larvas, que volverán a perforar los túneles para alimentarse. En el libro de  AITIM Protección Preventiva de la Madera aparece este esquema muy gráfico de las fases vida de la carcoma.

Fases vida de la carcoma - AITIM - Libro Protección Preventiva de la Madera
AITIM – Libro Protección Preventiva de la Madera

2. Ambientes con alto grado de humedad son preferidos por la carcoma

La polilla surge en espacios con alta humedad. Son indicadores de la insalubridad de una vivienda. Se encuentra muy cómoda en este ambiente y favorece su propagación. Por lo que intentaremos prevenir la humedad en nuestro hogar ventilando siempre que sea posible.

3. El tipo de madera influye en los posibles daños

Madera dura como el roble, nogal o el castaño pueden ser atacados en la parte de la albura (zona blanda de crecimiento del árbol) pero no en el duramen (la parte consolidada del árbol, y la mayor parte de la pieza de madera). Sin embargo maderas blandas como el pino o el abeto pueden ser atacadas completamente.

Medidas a tomar una vez confirmado que tenemos carcoma

Lo primero es que no debemos de tener miedo a la polilla. Tiene una solución sencilla siguiendo los siguientes pasos:

Carcoma - larva

1. Alejar el objeto infectado de otras piezas de madera, siempre que sea posible

La carcoma coloniza la madera, y una vez se transforma y tiene capacidad de volar. Como ya hemos comentado, deposita sus huevos en alguna grieta y muere. Así que pueden acabar en otra pieza de madera y contagiarla.

2. Tratar la madera lo antes posible

Es muy importante tratar la madera cuanto antes. Así evitamos que se extienda la colonia y que aumenten los daños causados en la madera.

3. Si la pieza de madera está muy dañada, sustituirla

Si el daño afecta seriamente a su estructura y no es un objeto de especial valor sentimental, es preferible deshacerse de ella. En el caso de madera estructural, vigas y viguetas, es aconsejable que un experto valore los daños.

4. Curación y tratamiento preventivo

Tan importante es la curación como el tratamiento preventivo. Antiguamente se impegnaba la madera infectada de gasóil para matar al bicho. Pero los tratamientos actuales como Poimate Termite además previenen que vuelvan a aparecer. Consiguen repeler a los insectos y evitar que pongan huevos.

Siempre que adquiramos un producto de madera es aconsejable realizar un tratamiento preventivo. Especialmente si se trata de muebles de segunda mano o mueble vintage. Aunque aparentemente estén sanos, pueden esconder sorpresas en su interior. O lo que es peor, contagiar a otras piezas de madera tengamos.

Por último un resumen de los principales agentes degradantes de la madera, que aparece en el libro de  AITIM Protección Preventiva de la Madera.

Agentes degradadores de la madera - AITIM - Libro Protección Preventiva de la Madera
Agentes degradadores de la madera – AITIM – Libro Protección Preventiva de la Madera
Anillos de un árbol - roble - Maderas García Varona

Los anillos de un árbol son la historia del bosque

El estudio de los anillos de un árbol proporciona información sobre lo que ocurrió a su alrededor en un determinado periodo de tiempo.

La dendrocronología estudia los anillos de un árbol, que es el registro de su crecimiento. De esta forma se puede saber qué acontecimientos sucedieron en un determinado lugar, en un peridodo de tiempo. Esta ciencia hace posible fechar de forma aproximada la edad de la madera así como el clima acaecido.

Por ejemplo, tal y como vemos en la imagen, la forma y tamaño de los anillos nos dan información sobre lo que pasó a lo largo de la vida del árbol:

Anillos de un arbol

1913: el pino nace en un bosque pirenaico.

1918: el crecimiento es rápido gracias al sol y la lluvia; anillos anuales anchos.

1923: el árbol crece inclinado, tal y como indica el anillo anual elíptico.

1933: los anillos estrechos indican que le llega menos sol y agua; probablemente por algún árbol vecino le “roba” el sol y el agua.

1936: desaparece lo que quitaba sol y agua; los anillos vuelven a ser anchos.

1939: un incendio daña la corteza por uno de los lados, pero afortunadamente el árbol sobrevive y regenera la madera alrededor.

1951: un largo periodo de sequía provoca que aparezcan anillos muy estrechos.

1966: crecimiento escaso probablemente por la presencia de una plaga de insectos.

Fuente: Centro Integrado de Formación Profesional de Almázcara

Esta ciencia proporciona información fundamental es distintos campos. Desde el estudio de la climatología de una zona hasta la datación de obras de arte.

Pero tal y como apunta este artículo la detrología también ayuda a conservar la biodiversidad. “Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid proponen utilizar la dendrocronología para mejorar la gestión y conservación del pino laricio (Pinus nigra) en el Sistema Central penísular.” El trabajo ha sido dirigido por una investigadora de la EUIT Forestal de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

El misterioso bosque japonés que recuerda a las líneas de Nazca

¿Qué esconde el bosque japonés que aparece en Google Maps?

El misterioso bosque japonés, algunos lo comparan con las líneas de Nazca, está situado en la isla de Kyushu. Llaman la atención sus dos masas forestales en forma circular visibles gracias a Google maps.

Estos curiosos círculos están compuestos por árboles sugi o también conocidos como cedros japoneses. Estos árboles pueden alcanzar 70 metros de altura y 4 metros de diámetro.

Pero, ¿cual es el motivo para que hayan crecido en forma de círculo?

Los llamados círculos en los cultivos o círculos en las cosechas, a menudo se han relacionado con alguna forma de comunicación alienígena. También se han asociado con el aterrizaje de OVNIs.  Por eso, este bosque japonés hizo saltar las alarmas de aquellos amantes de teorías de la conspiración y expedientes X.

Nada más lejos de la realidad. Este bosque es fruto de un experimento japonés que comenzó en 1973 y que tiene una duración prevista de 50 años.

Los investigadores del Ministerio de Agricultura de Japón llevaron a cabo silvicultura experimental. Su objetivo era valorar si el crecimiento de los árboles se veía influido por la separación existente entre ellos.

Para ello plantaron árboles sugi en círculos internos más pequeños, progresivamente más grandes hacia el exterior, hasta formar diez anillos concéntricos.

Como pudieron comprobar, el espacio entre árboles influye en la altura y embargadura que estos pueden alcanzar. En Google Maps vemos como los árboles de los círculos interiores son más pequeños, y van siendo progresivamente mayores en los círculos exteriores. De hecho la diferencia de altura entre los árboles del centro y los exteriores supera los cinco metros.

El proyecto está previsto que concluya en 2023, con el talado de los árboles, cumplidos los 50 años. Pero dado el interés generado los japoneses están valorando preservarlo como atracción turística.

Puedes ver este curioso bosque a vista de pájaro aquí.

¿Qué es un bosque gestionado de forma sostenible?

La gestión forestal sostenible consiste en la administración y uso del terreno forestal de manera que mantenga su biodiversidad, productividad y capacidad de regeneración. De esta forma, un bosque gestionado de forma sostenible garantiza su continuidad y cuidado.

¿Y qué significa esto? De un bosque autosostenible solo se corta el 80% de lo que produce al año. Por cada árbol que se tala, como mínimo se planta otro. Así, cada año hay más y más árboles. Consumir madera de estos bosques ayuda a mantenerlos y cuidarlos.

Los árboles actúan como sumidero de carbono, almacenando los gases de efecto invernadero en su biomasa. 123 plantones de árboles cultivados durante 10 años pueden secuestrar el carbono emitido por un año de conducción de un coche.

Gases de efecto invernadero, CO2, madera sostenible, bosques gestionados de forma sostenible

Las tasas relativas de absorción de CO2 son mayores cuanto más joven es el árbol. Regenerar un bosque, talando y replantando, supone un gran beneficio medioambiental. Los nuevos árboles multiplicarán el grado de absorción del bosque.

Materiales de construcción como el hormigón y el acero dependen de las reservas de minerales existentes. Sin embargo la disponibilidad de la madera está garantizada en la medida en que se produzca y utilice de manera responsable.

Si quieres saber más sobre la huella de carbono, echa un vistazo al post que escribimos pinchando aquí.