COLOCACION DE TARIMA CON RASTREL.

Propondremos, como mejor opción de colocación de tarima con rastrel, el ENRASTRELADO FLOTANTE. Sistema más seguro pues evita posibles perforaciones de sistemas de aguas y evacuación así como sistemas eléctricos. Evita igualmente el posible daño a sistemas de barrera de vapor internos de la solera. Reduce la transmisión de humedades, por capilaridad, del soporte a la tabla.

1.- BARRERA ANTIHUMEDAD.

–    Utilizar una lámina de polietileno de, mínimo, 2 mm de espesor.
–    Solapar las láminas de polietileno una con otra  200 mm.
–    Hacer subir la lámina de polietileno por la pared hasta la altura del rodapié.

2.- RASTREL.

–    Se admite cualquier madera conífera o frondosa siempre que no presente defectos que comprometan la solidez de la pieza. Sólo se admitirá maderas que presenten ataque de insectos  en el caso de que estos no sean activos.
–    En el caso de utilización de pino, la humedad máxima del mismo no será superior al 12/14%.
–    Colocar con tacos de nivelación fijados a los rastreles con clavos. Dichos clavos no llegarán a clavarse al hormigón.
–    Las testas de los rastreles no han de coincidir en línea.
–    La lámina de poliestileno ha de estar colocada debajo de los tacos de nivelación.
–    En los pasos de puerta utilizar, por lo menos, 3 rastreles.
–    La distancia entre los tacos de nivelación estará relacionada con las dimensiones del rastrel. La distancia desde el final de los rastreles hasta el primer taco no ha de ser superior a 80 mm.
–    La anchura habitual de los rastreles ha de ser de 50 mm. Para diseños en espiga o punta Hungría el ancho será de 70 mm.
–    La separación máxima entre rastreles no excederá de 45 mm para gruesos de 22 mm +- 2, siendo de 35 mm para gruesos de 17 mm de 35 mm +-2.
–    La longitud del rastrel no será nunca menor de 70 cm. En los perímetros admisible 40 cm.
–    Guardar en todo momento una separación mínima de 2 cm respecto a los muros o tabiques.
–    No recibir nunca los rastreles sobre la solera con yeso o cemento. La transferencia de humedad por capilaridad puede generar problemas en el pavimento.
–    Si hay que realizar cortes en los rastreles aplicar tacos de nivelación adicionales.
–    Se recomienda  la distribución de los rastreles paralela a la dirección menor del recinto, de forma que al colocar la tablazón esta queda con su dimensión  mayor paralela a la dimensión mayor de los recintos. De esta forma se minimizan los posibles efectos de hinchazón y merma  de la instalación como consecuencia de las variaciones higrotérmicas.
–    A medida que se progresa en el enrastrelado de ha de controlar en todo momento:
•    El paralelismo entre sí de los rastreles.
•    La nivelación de cada rastrel (en sentido longitudinal)
•    La nivelación entre rastreles (en sentido transversal).
•    Una vez finalizado el enrastrelado, los rastreles deberán quedar nivelados en los 2 sentidos (cada rastrel y entre rastreles).

3.- COLOCACION DE LA TABLA.
–    Salvo especificación en sentido contrario, la tablazón se dispondrá siempre en sentido paralelo a la dirección mayor del recinto.
–    Colocar las tablillas de forma alternativa, nunca de forma que coincidan las juntas. La distancia del pavimento a la pared o instalaciones fijas ha de ser de 2mm por metro a cada lado longitudinal y 1 mm por metro en la zona de testas de las tablas , pero siempre un mínimo de 15 mm
–    Salvo indicación en contra, la tablazón se dispondrá siempre en sentido paralelo a la dirección mayor del recinto.
–    Clavar las tablas en la parte de la lengüeta (macho) en un ángulo de 45º. La fijación de tabla a rastrel se hará clavando sobre macho, bien con clavos de hierro de cabeza plana, bien con grapas, con clavadoras semiautomáticas o automáticas.
–    Los clavos deberán quedar embutidos en la madera en toda su longitud, para evitar problemas de afianzamiento entre sí de las tablas.
–    El clavo debe penetrar, como mínimo, 20 mm en la madera.
–    Cada tabla debe de quedar clavada y apoyada como mínimo sobre 2 rastreles, excepto en los remates perimetrales.
–    En los paños paralelos a las tablas se dejará una junta perimetral del 0,15% de la anchura del entablado. En todo caso, la junta deberá quedar totalmente cubierta por el rodapié , que permitirá el libre movimiento de la tabla.
–    En general, no se utilizan piezas menores de 40 cm salvo en los remates de los perímetros.

Deja un comentario