El roble tiene unas destacables propiedades medicinales

El roble posee propiedades medicinales gracias a su alto contenido en taninos y flavoniodes.

No solo la corteza y madera de roble posee estas propiedades medicinales, también las agallas y hojas. El fruto es la bellota; contiene un 50% de fécula, y azúcares, grasa y taninos.

Roble quercus - dibujo

Los taninos y flavoniodes tienen propiedades astringentes, antisépticas, antiinflamatorias y hemostáticas. Por ello es conocido su uso para tratar la faringitis, estomatitis, amigdalitis y vaginitis. Por sus propiedades hemostáticas se ha utilizado para tratar distintos tipos de hemorragias (nasales, gástricas, pulmones… ) y dolores menstruales. A diferencia de otras plantas, los taninos presentes en el roble son más potentes y se encuentran en mayor grado de concentración.

Hoja de roble - grabado - quercus

Por este alto contenido en ácido tánico que tiene el roble también se emplea como antidiarreico. Es recomendable su administración por vía oral después de las comidas. Pero cuidado; tomado en exceso puede provocar gastritis y vómitos.

La recolección de la corteza se hace en primavera y en troncos de árboles jóvenes, de no más de 20 años.

En este enlace aparecen distintos remedios populares a partir de corteza de roble y otras plantas.

Componentes medicinales del roble

Taninos (Corteza 20%, hojas 10%): Ácido gálico, caterol, pirogalol. La máxima concentración en taninos se presenta en ejemplares de más de 10 años. Las agallas de los robles también tienen tanino (ácido tánico y galotánico, 20%) y se pueden utilizar en fitoterapia.

Flavonoides: quercetina, catequinas, galocatequinas, leucocianidina, leucodelfinidina (corteza)

Fibra soluble: Pectina (corteza)

 

Deja un comentario