Vincent Callebaut Architectures diseña The Rainbow Tree, torre residencial Passivhaus en Filipinas

Bioclimatismo pasivo en el edificio The Rainbow Tree en Filipinas

Proyectado en la isla de Cebú en Filipinas, el edificio residencial The Rainbow Tree integra los principios del bioclimatismo pasivo.

Tal y como recoge este artículo de ArchiExpo, The Rainbow Tree es un edificio residencial con doble certificación ambiental (LEED + BERDE). La torre orgánica integra los principios del bioclimatismo pasivo o Passivhaus y las energías renovables avanzadas.

Vincent Callebaut Architectures diseña The Rainbow Tree, torre residencial Passivhaus en Filipinas
Vincent Callebaut Architectures – ArchiExpo

El estudio de arquitectura con sede en París Vincent Callebaut Architectures ha presentado el diseño de esta torre de 115 metros de altura que alcanzará las 32 plantas y 300 apartamentos.

Tal y como indica el estudio de arquitectura: “En un momento en que necesitamos encontrar soluciones radicales para reducir la huella de carbono global, hemos diseñado una torre construida de madera maciza, ya que es el único material natural, abundante y renovable”.

Vincent Callebaut Architectures diseña The Rainbow Tree, torre residencial Passivhaus en Filipinas
Vincent Callebaut Architectures – ArchiExpo

El Rainbow Tree forma una pila geométrica escalonada de 1.200 módulos de madera laminada. Estos módulos de madera están inspirados en el “Bahay Kubo”, también conocidas como “Nipa Huts“: tradicional casa rural filipina. Son casas cúbicas construidas con materiales naturales del bosque, como madera, bambú y hojas de palma.

Construcción en madera laminada cruzada

La torre se construirá utilizando un CLT (Cross Laminated Timber) o madera laminada cruzada. La fabricación de esta madera requiere mucha menos energía que el hormigón o el acero. Además no genera gases de efecto invernadero. Producir 1 tonelada de hormigón genera 2.42 toneladas de CO2 y producir 1 tonelada de acero genera 0.938 toneladas de CO2. Ya hablamos de la huella del carbono en este post.

Vincent Callebaut Architectures diseña The Rainbow Tree, torre residencial Passivhaus en Filipinas
Vincent Callebaut Architectures – ArchiExpo

En cuanto a la resistencia al fuego, la madera arde lentamente y no libera humos tóxicos. Transmite calor 250 veces más lentamente que el acero fundido. 10 veces más lentamente que el hormigón, que se agrieta bajo los efectos de las llamas.

Vincent Callebaut Architectures diseña The Rainbow Tree, torre residencial Passivhaus en Filipinas
Vincent Callebaut Architectures – ArchiExpo

La torre estará adornada con más de 30,000 plantas, arbustos y árboles tropicales. Un soplo de aire fresco en el Parque Empresarial Cebu, que está construido principalmente con hormigón y acero. Este bosque urbano permite luchar contra los efectos del calor que desprenden los edificios. La transpiración de las plantas bioclimatizarán naturalmente el espacio público. Además, las plantas capturarán 150 toneladas de CO2 en la atmósfera de la Ciudad de Cebú anualmente. Las transformará en oxígeno a través de la fotosíntesis natural.

Vincent Callebaut Architectures diseña The Rainbow Tree, torre residencial Passivhaus en Filipinas
Vincent Callebaut Architectures – ArchiExpo

¿Qué es un bosque gestionado de forma sostenible?

La gestión forestal sostenible consiste en la administración y uso del terreno forestal de manera que mantenga su biodiversidad, productividad y capacidad de regeneración. De esta forma, un bosque gestionado de forma sostenible garantiza su continuidad y cuidado.

¿Y qué significa esto? De un bosque autosostenible solo se corta el 80% de lo que produce al año. Por cada árbol que se tala, como mínimo se planta otro. Así, cada año hay más y más árboles. Consumir madera de estos bosques ayuda a mantenerlos y cuidarlos.

Los árboles actúan como sumidero de carbono, almacenando los gases de efecto invernadero en su biomasa. 123 plantones de árboles cultivados durante 10 años pueden secuestrar el carbono emitido por un año de conducción de un coche.

Gases de efecto invernadero, CO2, madera sostenible, bosques gestionados de forma sostenible

Las tasas relativas de absorción de CO2 son mayores cuanto más joven es el árbol. Regenerar un bosque, talando y replantando, supone un gran beneficio medioambiental. Los nuevos árboles multiplicarán el grado de absorción del bosque.

Materiales de construcción como el hormigón y el acero dependen de las reservas de minerales existentes. Sin embargo la disponibilidad de la madera está garantizada en la medida en que se produzca y utilice de manera responsable.

Si quieres saber más sobre la huella de carbono, echa un vistazo al post que escribimos pinchando aquí.

¿Sabías que la madera deja una huella de carbono menor que otros materiales?

La huella de carbono se conoce como «la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto». Se mide en masa de CO2 equivalente, de manera que la totalidad de gases emitidos es medida por su equivalencia en toneladas de C02.
la huella de carbono - emisiones de Co2 - la madera reduce el co2
Teniendo en cuenta el ciclo de vida* completo de los productos de madera, estos dejan una huella de carbono significativamente menor que materiales como el cemento, el plástico, el metal o los ladrillos, tan valorados en las últimas décadas.

  • ¿Sabías que en por cada tonelada de cemento que utilizamos se emite al medio ambiente una tonelada de CO2? Además requiere 1,5 toneladas de roca caliza así como 1.600 litros de agua para su producción.
  • ¿Sabías que por cada kilogramo de plástico que se fabrica se emiten como media 3,5 kilogramos de CO2 a la atmósfera? Si es PET reciclado se reduce a 1,7 kilogramos de CO2 pero el nylon, por cada kilo emite 9,1 kilogramos de CO2.

Según un estudio sobre la Determinación de la Huella de Carbono de madera aserrada producida en la Provincia de Misiones (Argentina), teniendo en cuenta las etapas del proceso productivo de la madera aserrada: vivero, plantación, aserrado y transporte, la huella de carbono es de 67,51 kg de CO2 por m³ (el m³ de madera oscila entre 500 y 1000 kilos dependiendo del tipo de madera y su densidad).  Además, si se tiene en cuenta el carbono almacenado en el producto final, la huella “se vuelve negativa” con un valor de -757,49 kg de CO2 por m³.
arbol creciendo
Según la APA (Asociación Americana de Madera Contrachapada), si comparamos la cantidad de energía necesaria para producir una tonelada de madera con los principales  productos industriales, el resultado es el siguiente:

  • se consume 5 veces más para fabricar una tonelada de cemento
  • se consume 14 veces más para fabricar una tonelada de cristal
  • se consume 24 veces más para fabricar una tonelada de acero
  • se consume 126 veces más para fabricar una tonelada de aluminio

Wood Offers More Product for Less Energy
Los productos de madera suponen el 47% de todas las materias primas industriales fabricadas en los Estados Unidos. Sin embargo, consumen solo el 4 % de la energía total necesaria para la fabricación de todas ellas.
A diferencia del hormigón, el ladrillo y el metal, la disponibilidad de la madera está garantizada en la medida en que se lo produzca y utilice de manera responsable.
Calcula tu huella de carbono - ¿cuantos árboles le debes al mundo?Si tienes curiosidad, puedes calcular la huella de carbono que generas con esta calculadora, avalada por la normativa ISO, Sustainable Business Network e IEMA (Institute of Environmental Management and Assessment) que sigue el modelo de Jancovici. También puedes calcular de forma rápida el número de árboles que le “debes” al mundo aquí.
* El ciclo de vida de un producto incluye la obtención de las materias primas, la producción, la distribución, el uso de los productos y el residuo que dejan al final de su vida útil, incluyendo también el transporte y los envases empleados.
Guardar